La mansión Playboy

2/10/17|Super Falete

Se ha muerto Hugh Hefner, Hef para los amigos (no confundir con Madiba). Me sabe mal no poder decir quién fue el primero que dijo aquello de que Hugh ha pasado a peor vida, pero este tuit me apareció mil veces en el TL y fui incapaz de averiguar su autor inicial, así que no me arriesgo o se enfadará todo el mundo.

Hef ha vivido 91 años y es cierto que su vida no parece que haya sido muy mala. Algún dolor pélvico o irritación inguinal habrá padecido, estoy seguro, pero poco más. Nada grave para un chicarrón del mismo Chicago; como Al Capone, que era de Nueva York y todos creían que era de Illinois.

De hecho, la primera Mansión Playboy estuvo en Chicago, aunque en 1974 Hef decidió trasladarse a Los Angeles, con menos viento. La casita tiene más de veinte habitaciones, con bodega, sala de juegos y hasta un zoo, aunque lo más famoso puede que sea la piscina y las casas de juegos y de invitados. En los últimos años, la casa se había convertido en una suerte de paraíso de la Viagra. Contaba el propio Hef que siempre tenía este medicamento a mano, que lo consumía en pastillas e incluso triturado y mezclado con bebidas. Incluso una vez dijo que, de alguna manera, esta medicación le había dejado sordo (no sé si es cierto este efecto secundario, a mí me parece raro).

Los invitados a esta casa siempre han sido de lo más variados. Desde John Lennon, a quién el propio Hef echó de allí por quemar un Matisse con un cigarro; hasta Leonardo DiCaprio, quien solía llegar a las fiestas para llevarse varias “conejitas” (sí, tan machista como suena). Pero lo más alucinante de todo es que parece ser cierto que algunos actores, como Jack Nicholson, Warren Beatty, Kirk Douglas y James Caan podían acceder directamente desde sus mansiones hasta allí a través de túneles secretos. Lo peor de cada casa en una sola mansión. Yo esto lo he visto en algún programa de la tele.

Los 20 mejores tuits sobre la muerte de Hugh Hefner
tuitshefner

Encuentra más noticias de:

Comentarios