Cuando se quedó paralítica su marido la dejó tras 14 años juntos pero después pasó esto

28/08/17|Sniff


En marzo de 2015, Riona Kelly, una mujer de 37 años y madre de cuatro, sufrió un derrame cerebro-vascular y se quedó paralítica.

Pero ese fue sólo uno de sus problemas. Richard, su marido con el que llevaba casado 14 años le pidió el divorcio al quinto día de estar en el hospital.

“Después de sufrir el accidente cerebro-vascular no sólo tuve que lidiar con la parálisis, también tuve que lidiar con el hecho de perder a mi pareja de 14 años”, ha asegurado.

En ese momento ella tuvo ganas de rendirse, pero sabía que tenía que ser fuerte por y para sus hijos, Leighanra, de 16 años, Caleb de 11 años, Izabela, de 9 años y Logan de 5 años.

En enero del año pasado ella publicó un mensaje en Facebook buscando un entrenador personal para ayudarla y por sugerencia de algunos amigos ella contacto a Keith, sin saber que este hombre ex-futbolista profesional de la liga de rugby sería el amor que llenaría su corazón.

Hemos estado juntos desde hace 11 meses, a los niños realmente les gusta y se sienten bien. Finalmente siento que estoy viviendo la vida que merezco”, comentó Riona.

Actualmente ella puede caminar sin ayuda alrededor de la casa usando sus muletas para moverse. Su casa no ha sido adaptada para el uso de la silla de ruedas y trata de no usarla dentro, lo hace sólo cuando realiza viajes largos.

“Ha sido increíble conmigo y con los niños. Siento que lo amo cada día más”, afirma Riona.

Encuentra más noticias de:

Comentarios