iPhone X

9/11/17|Norcoreano

El capitalismo es un sistema económico que se basa en el consumo, en estar siempre inventando nuevos productos para que la gente (y especialmente) los ricos, no se queden sin qué comprar. Llegaron los yogures, luego los yogures de sabores, luego los líquidos, los desanatados, los bífidus, los probióticos y los que le ajustan el colesterol a José Coronado. Cada combinación de características crea un yogur distinto. Así que hoy tenemos un yogurt de fresa 0% grasas desnatado probiótico y de cremosidad griega como tenemos un champú Nutri Repair Triple Acción para cabellos grasos o tenemos crema para talones agrietados.

Pero si hay en esta época un producto de masas que ha conquistado a todo el mundo, ese es el iPhone, el teléfono que ha cambiado nuestra forma de vivir. El único móvil que ha conseguido que le pongamos carcasas con un agujero en el símbolo de la manzana para que se sepa que nos hemos gastado 800 pavos en un teléfono. Esta semana ha salido al mercado el iPhone X. En las AppleStore de todo el mundo se han formado colas enormes para ser los primeros en conseguirlo. El agraciado suele salir de la tienda, ponerse de rodillas y enseñar la caja a las cámaras como enseñaba Rafiki a Simba en El Rey León, mientras la multitud le ovaciona por haberse gastado su salario de un mes en un móvil.

¿Qué novedades tiene? La primera novedad del iPhone X es que está hecho de acero quirúrgico, el mismo material con el que se construyen los bisturís. Así que si alguna vez te has preguntado “Oh Dios mío, ¿cuando sacarán por fin móviles de acero quirúrgico?“, ya los tienes aquí. La segunda novedad es su pantalla AMOLED, una pantalla en la que los negros son más negros. Por ejemplo: si descargas una foto de Obama te aparece Eddie Murphy y si descargas una de Eddie Murphy te aparece Julio Iglesias. Toda una novedad.

Apple ha escuchado por fin las demandas de la PABI (Plataforma de Afectados por el Botón de Inicio) y lo ha eliminado sustituyéndolo por un sistema de reconocimiento facial (“FACE ID“) que por primera vez permitirá que Jesús Posada le pueda robar el móvil a Fernando Romay. El iPhone X es además el primer terminal que permite desde su lanzamiento escribir tuits de 280 caracteres. El resto de los iPhones han tenido que esperar hasta 2017.

Si aún no te has convencido, tienes otras máquinas de selfis en el mercado. Todas con reloj digital y todas (aún en 2017) sin incorporar a su tecnología el aloe vera.

Encuentra más noticias de:

Comentarios