Atrapados en la AP-6

11/01/18|Norcoreano

El domingo recibí una llamada de madrugada de la Dirección General de Tractores (DGT) de la República Popular. Dije: “¿Qué ha hecho ahora Benzema?“. Pero no, no era eso. Miles de familias habían quedado atrapadas con sus burros en la Avenida de Pyongyang N°6 (AP-6). Había caído una intensa nevada y había cortado la circulación.

De inmediato convoqué un gabinete de crisis para buscar soluciones y hacer lo que debería hacer cualquier democracia madura: asumir responsabilidades políticas. Y así fue: se decidió cesar y ejecutar de inmediato a la muchacha del tiempo de la KCTV y al Ministro de Fomento, que no tenía nada que ver pero la otra no era política y algún político tenía que caer. Junto al gabinete al completo, me dirigí hacia el lugar de la catástrofe para dirigir la crisis desde dentro. Lo primero que hice fue echarme la clásica fotito a lo Jon Snow en el muro y una vez hecha nos pusimos manos a la obra.

nnorcosnow

Se planteó utilizar grandes cantidades de sal para disolver la nieve, opción que se descartó de inmediato al sufrir yo de hipertensión. Decidimos apostar entonces por el Plan B: ejecutar a la nieve, pero el plan fracasó al no disponer de artillería aérea ni explosivos, sólo de pistolas de pequeña graduación.

nnorconieve

La situación comenzaba a ser insostenible, recibimos llamadas de familias contando que no tenían comida (casi me la cuelan), y decimos entonces activar el Plan C: esperar que la nieve se derritiese. El plan fue todo un éxito y tan sólo 48 horas después conseguimos rescatar a más del 50% de las familias y del 20% de los burros, a los que trasladamos a la estación de servicio más cercana a repostar alfalfa. 

Y así es como un país avanzado ataja una situación de crisis ejecutando protocolos establecidos y lo que no son protocolos también. Os dejo un selfie con el equipo de emergencias esperando a que la nieve se derritiese.

nnorcoequipo

Encuentra más noticias de:

Comentarios