Una madre australiana desesperada por que sus pechos nunca han parado de crecer

8/11/17|Ni de coña


Sheridan Larkman es una madre de 23 años que vive en Victoria, Australia, con su marido y sus dos hijas.

45BA80A900000578-5023401-image-a-8_1509093921546

Sus pechos empezaron a desarrollarse cuando tenía sólo ocho años y no han parado de crecer desde entonces. Con 10 años tenía una talla D y con 23 una talla K, según ha contado al Daily mail.

Sheridan sólo quiere poder correr y jugar con sus hijas de forma normal. Por eso está planeando volar al extranjero para someterse a una operación de reducción más barata que las 14.000 australianas que cuesta en su país y que no puede pagar.

45BA81C500000578-5023401-image-m-18_1509094133984

Sheridan ha sufrido numerosos problemas por culpa de sus pechos, en el colegio se reian de ella, ha tenido inmensos dolores de espalda y tiene que encargar unos sujetadores especiales al Reino Unido para poder contenerlos.

Todo empezó a mejorar cuando conocío a su marido Beau, quien según Sheridan “me hacía sentir bella a pesar de todo”. Con 19 años nació su hija Alaska y después Kaliese.

Para su boda tuvo que llevar un traje especial diseñado especialmente para la ocasión.

45BA81B400000578-5023401-image-a-15_1509093948621

“Nadie debería tener que vivir así”, ha declarado Sheridan que ha asegurado que ha ido numerosas veces a los médicos y no han sabido explicarle porqué sus pechos no dejan de crecer.

Encuentra más noticias de:

Comentarios