Compró esta decoración de segunda mano pero cuando se dio cuenta de lo que había dentro se puso a buscar a su dueño

7/02/18|Ni de coña


Priscilla Bailey,una mujer de Massachusetts en los Estados Unidos, se sintió atraída por el adorno cuando estaba comprando algo de decoración navideña.

Caminando por la tienda, Priscilla se encontró con un adorno colgante que inmediatamente captó su atención. Se trataba de un corazón azul de cristal en cuya parte más angosta tiene un bonito adorno metálico con un colgante muy detallado y de finos acabados.

Sin pensarlo dos veces, Priscilla Bailey compró el adorno, que costó apenas 2,99 dólares. Ella llegó a su casa y lo colgó en un lugar en donde el bonito cristal azul del corazón pudiera recibir suficiente luz como para brillar. Sin embargo, al ver la luz brillar a través del objeto, la mujer se dio cuenta de que este corazón no era un simple adorno.

El adorno estaba lleno de lo que parecía ser un polvo. Priscilla se dio cuenta de que en realidad se trataba de una urna con las cenizas de un muerto. Fue su hija Kat Bartlett la que colgó las fotos en Facebook en un intentó de encontrar al dueño original de este extraño “ornamento”.

Encuentra más noticias de:

Comentarios